La esencia del castillo se basaba en el hecho de que el señor del castillo y sus jinetes armados podían controlar los campos de los alrededores.

El caballero era un guerrero de la Europa medieval, que servía al rey o a otro señor feudal como contrapartida habitual por la tendencia de una parcela de tierra, aunque también por dinero o como tropa mercenaria. El caballero era por lo general un hombre de noble cuna que, habiendo servido como paje y escudero, era luego ceremonialmente ascendido por sus superiores al rango de caballero. Durante la ceremonia el aspirante solía prestar juramento de ser valiente, leal y cortés, así como proteger a los indefensos.

grupo_caballeros_banner.jpg


Ideales.
  • Valor: Los caballeros deben soportar sacrificios personales para servir los ideales y las personas necesitadas. Esto implica el elegir mantener verdad a toda costa.
  • Defensa: Los caballeros juraban cuando eran ascendidos, defender a sus señores y señoras, a sus familias, a su nación, a las viudas y a los huérfanos, y sobre todo a la Iglesia.
  • Fe: Los caballeros que tenían una fuerte fe en Dios les permitía llear a cabo toda una vida de sacrificios y tentaciones, dándoles raíces y esperanza fuertes contra los malvados del mundo.
  • Humildad: Los caballeros humildes eran los primeros en decir a las otras personas cuando llevaban a cabo hechos de gran heroicidad, dándoles el honor que merecen de sus buenos hechos. Dejando que otros los felicites por sus propios hechos y estos los efrece a Dios. Esta es una de las características más sobresalientes de un caballero.
  • Justicia: Para los caballeros era muy importante buscar la verdad sobre todo. Los caballeros no buscaban su beneficio personal. La justicia sin templar por misericordia puede traer pena, sin embargo, la justicia buscada por los caballeros sin la flexión a la tentación era la utilizada por ellos.
  • Generosidad: La generosidad era una característica de un caballero. Para contradecir la debilidad de la avaricia, los caballeros eran tan abundantes como sus recursos permitirían. Un caballero generoso puede recorrer mejor la línea entre la misericordia y la justicia fría.
  • Templanza: El caballero debía estar acostumbrado a comer y ber con moderación. Además debía de ser moderado con sus riquezas, esto no significaba abstenerse de ellas sino, no utilizarls vanamente. Sin templanza no se podía mantener el honor de caballeria. El caballero debía contenerse de sus apetitos sexuales.
  • Lealtad: Los buenos caballeros juraban defender fervientemente sus ideales, a la Iglesia y a sus señores, ellos darían su vida por defenderlos.
  • Nobleza: La nobleza es el principio de la cortesía. Los caballeros debían ser corteses, honrados, estimables, generosos e ilustres, equitativos a todos mientras que desarrollaran y mantuvieran un carácter noble con los ideales de la caballería. Un caballero es por siempre un ejemplo a seguir.

En la época feudal los castillos y los caballeros fueron el eje de seguridad y se complementaban mutuamente.
Cuatro particularidades distinuieron al caballero:
  • Sus armas.
  • Su caballo.
  • Sus sirvientes.
  • Su bandera.

La mayoría de los infantes que combatieron en la baja Edad Media, los denominamos soldados de leva, no llevaban espada porque no tenían derecho a llevarla, un derecho que sólo se reconocía a la nobleza y a 'la gente de armas'.

Los guerreros de a caballo se habían convertido en la élite de los ejercitos. El hecho de luchar desde un caballo procuraba muchas ventajas, mayor movilidad, mayor seguridad, mayor rapidez y mayor agresividad.


caballero.jpg

Sólo los señores o algunos siervos de los ricos podían permitirse el lujo de luchar como jinetes, por el hecho que ser un caballero supoonía un elevado coste por el caballo, las armas y las protecciones de las armaduras.